¿Qué es TDAH?

El TDAH (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad), es el trastorno neurobiológico que con mas prevalencia existe en la población infantil, afectando del 5% al 7% a niños en edad escolar y repercutiendo de forma problemática en su integración social, rendimiento escolar y vida familiar.

Sus síntomas principales son la falta de atención acompañado o no, de hiperactividad e impulsividad. A simple vista puede parecer un cuadro sencillo por la definición de sus síntomas, pero la realidad es bien distinta, ya que las  partes afectadas en la persona son las que engloban las  áreas cognitivas, motóricas y emocionales, obteniéndose como resultado un desajuste total en la vida del niño y la familia, al tener  problemas de adaptación a las exigencias establecidas, por consecuencia de sus dificultades. Estos problemas se perciben con mas claridad en el niño cuando comienza su andadura en el ámbito escolar, sus profesores empiezan a tener graves problemas para encauzar su rendimiento, muchas veces también su comportamiento, por eso es tan necesario que el profesor junto con la familia conozcan las estrategias necesarias para tratar al niño con este trastorno, ya que sin una información y formación específica, las buenas intenciones y el esfuerzo dedicado por su familia  y educadores, serán herramientas insuficientes, aún siendo niños con un coeficiente intelectual normal e incluso alto.

Un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado multimodal en el que deben estar implicados conjuntamente médicos, psicólogos, familias y educadores es indispensable para la evolución correcta del trastorno, ya que es la única medida que existe para que estos niños tengan las mismas oportunidades que el resto para educarse, desarrollarse y evolucionar como corresponde.

En Aragón actualmente las necesidades de los niños hiperactivos no están siendo cubiertas ni reguladas por  ningún organismo competente, existiendo una gran laguna administrativa para ellos, de manera que, los apoyos, refuerzos y adaptaciones curriculares quedan a expensas del conocimiento y la disposición individual del tutor que tengan en cada momento, así que muchos de los niños que padecen TDAH, van pasando curso a curso, con una acumulación de retrasos académicos y la autoestima bastante deteriorada por la incomprensión que sufren al ser tachados muchas veces de vagos e indisciplinados, derivando todo ello a que éstos alumnos culminen en un fracaso escolar y social evitable si todos los implicados en su educación y su desarrollo,  nos solidarizamos y colaboramos juntos.

Saber más